¿Dónde encontrar un local para montar un gabinete de abogados?

Establecerse por cuenta propia, actualmente, o resulta un disparate o un acto de valentía. La época que nos está tocando vivir está llena de aciertos y desaciertos económicos pero, en fin, también es verdad que «quien no arriesga, no gana». Hay que armarse de valor y valentía y no acomodarse en el mismo bodrio profesional y personal de siempre. Así, por ejemplo, si está pensando en montar tu propio bufete de abogados, tome nota, creemos que estos consejos pueden servirle en su empresa.

Antes de empezar, cuente con un colchón de dinero mínimo, pero necesario. Hay personas que no ahorran ninguna cantidad para empezar y, después, ante cualquier contratiempo, les es difícil reaccionar con precaución. Un bufete de abogados necesita, sobre todo, contar con personas caracterizadas por la cautela. Un bufete de abogados debe encontrarse en un lugar céntrico, donde circulen numerosas personas a lo largo del día, y la noche, a poder ser. Un buen emplazamiento sería, por ejemplo, una plaza o las zonas céntricas de la ciudad, lugares donde se agolpen personas diariamente (junto a teatros o cines) o donde tengan que pasar obligatoriamente todos los días (estaciones de autobuses, trenes o metros).

El bufete debe estar a la vista. Os recomendamos que no escojáis locales en calles cerradas o poco transitadas, aunque esté junto al centro neurálgico de la ciudad.

El bufete, además, debe caracterizarse por la sencillez y la pulcritud. Debemos ofrecer toda la confianza posible a través de una imagen de rigor y ésta comienza en el rótulo que escojamos para nuestro bufete. Recuerde que la sencillez es lo más efectivo, siempre.Por otro lado, el enclave debería localizarse según la especialidad a la que nos dediquemos. Escoja local según sus preferencias: en barrios humildes o en barrios acomodados. Todo dependerá de las tareas que lleve a cabo en su bufete de abogados.Y, por último, si el lugar es importante, más lo es los empleados que contrate. Intente que sean personas entusiastas y, a poder ser, que propaguen optimismo y buena imagen al bufete, además de una profesionalidad excelente, por supuesto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *