Naves industriales prefabricadas: ¿negocio en auge?

naves prefabricadas auge

Buscar nichos de mercado y oportunidades laborales nunca ha sido tan difícil como a día de hoy. Sea por la crisis económica o bien por la crisis tecnológica del sector (en dónde cada vez hay más robots haciendo tareas que antes realizaban las personas) al final encontrar trabajo es muy difícil y puede provocar incluso cuadros de estrés y ansiedad a quienes se encuentran en esta situación.

Pero por raro que sea, hay sectores que se están manteniendo a flote y que incluso han conseguido obtener algún beneficio económico extra. Hay muchos ejemplos, pero nos centraremos en el de las naves industriales prefabricadas.

Prefabricadas pero potentes

Y es que no hay nada malo en las cosas prefabricadas. En algunos países es muy frecuente comprar casas así para complementar una vivienda. Así, se puede comprar fácilmente un trastero, un párquing o una casa de invitados que puede sernos muy útil en determinadas situaciones.

Las naves industriales no han decaído, al contrario. Son muchas las empresas que precisan de ellas para poder almacenar productos o usarlas como base logística. Esto a hecho que todas las que se encuentran cerca de las grandes ciudades hayan aumentado sus precios, gracias a la fuerte demanda existente. A consecuencia de ésto, las que se sitúan un poco más lejos han visto como también se han acercado hacia ellas, principalmente por los precios más bajos que ofrecen. La clave es, sin duda, que sea fácil acceder a ellas, principalmente por carretera, ya que lo que se suelen usar son camiones para el trasporte de mercaderías.

Las estructuras prefabricadas presentan una serie de ventajas:

  • No hace falta que te rompas la cabeza mirando como puede ser. Si que sería ideal montar una desde cero, pero el coste sería mucho más caro. Aquí lo máximo que tienes que pensar es como de grande la necesitas y poder así escoger una según la oferta existente.
  • La oferta es muy amplia, por lo que tienes por donde escoger. Hay muchas empresas que se dedican a ello y puedes observar la oferta para conseguir aquello que más se adapte a tus necesidades. Algunas incluso son modulares, de manera que puedes escoger una estructura base y añadirle módulos para hacerla más como tu quieres.
  • Los precios son más baratos que construir una desde cero. Normalmente estas empresas las fabrican al por mayor, por lo que el precio por pieza y por montaje es mucho más barato que empezar de cero y adaptar los planos a la realidad.

Sin duda se trata de un sector que debemos seguir muy de cerca y que vale la pena invertir en ello si se tiene algún dinero ahorrado. Eso sí: antes de dar cualquier paso infórmate bien de las condiciones y de la rentabilidad que le podrás sacar a corto y a largo término, no fuera que al final te acabara saliendo el tiro por la culata. Informarse bien es la clave de todo negocio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *